El buque TRAMES UNO colisionado en la costa de Gran Canaria con el ferry Alborán de la compañía Naviera Armas, vuelve al agua para retomar los servicios de trabajamos marítimos, después de varios meses de varada en astillero para su reparación y reforma.

El TRAMES UNO, buque de 25m de eslora y 8 m de manga, se encontró varado en astillero de Puerto de Las Palmas durante el primer semestre del año 2019, realizándose en él la reparación del casco, tras el golpe recibido en accidente, equipándose con todo el material que quedó afectado debido al gran impacto recibido y realizándose en el mismo, mejoras que permitirían aumentar la capacidad de realizar proyectos marítimos de mayor envergadura.

El incidente ocurrió el pasado 8 de noviembre de 2018, cuando Trames S.L. se dirigía rumbo a Santa Cruz de Tenerife para realizar un servicio marítimo con el buque, cargado con dos contenedores que contenía material de buceo profesional, entre ellos una cámara hiperbárica.

A solo 5 millas de la costa de Bañaderos de Gran Canaria, en la misma dirección, el Alborán, un catamarán de alta velocidad de la empresa Naviera Armas con mas de cientos de pasajeros a bordo, produce una colisión con el buque gallego, haciendo que sus tres tripulantes naufragaran, hasta el momento en que Salvamento Marítimo llega a la zona para su rescate.

Posteriormente, se realizan todas las operaciones de rescate con remolcadores del Puerto de Las Palmas, para remolcar al Trames Uno a aguas abrigadas en el Puerto, participando en estas tareas, empresas canarias especializadas en el sector. Se inicia en Astillero las operaciones de desguace y reparación, así como todas aquellas mejoras requeridas.

La vuelta del Trames Uno al agua con su reforma y mejoras, el día 15 de mayo de 2019, permite a la empresa continuar con los trabajos que tenía planificados, entre las distintas islas del Archipiélago Canario y el resto de la península ibérica.